Migrar, pasar de un estado a otro. Masas que se mueven, pasan y se detienen. Espacios despoblados, espacios privados. Estos y otros conceptos asociados al tránsito del siglo XXI convergen en la obra de Andrea Allen, y en esa convivencia cada uno aporta su esencia.

Nacida en Buenos Aires, esta artista multidisciplinar presenta en el hotel Eurostars Grand Marina 5*GL de Barcelona su exposición Migraciones simultáneas, que se inaugura el jueves 15 de octubre a las 19.30 h y permanecerá abierta al público hasta el 30 de noviembre.

Acuerdo TransitorioLa carrera de esta artista se centra en los vertiginosos cambios de la sociedad moderna desde sus comienzos, cuando participaba en obras escenográficas en Argentina. Más tarde, entre los años 2002 y 2006, experimentó la emigración en Barcelona. Allí instaló su taller y llevó a cabo obras de diversa envergadura para instituciones como Cosmo Caixa.

En su producción pictórica, el desarrollo del color se afianza en sus obras abstractas inspiradas en la fugacidad del tiempo. “La obra comienza con el gesto, con movimientos inconstantes, apareciendo así un recorrido, un orden natural”, explica la artista. En ese proceso hay “zonas de acción y zonas de silencio. Esta contraposición entre la estructura y lo orgánico se traduce en emociones profundas, en sueño, en furia, en dureza”.

Desde que en 2006 regresó a Argentina, Andrea Allen trabaja como docente en la Escuela de Bellas Artes Carlos Morel (EMBA), donde comenzó su formación. También integra junto con tres artistas el grupo AVC Arte, en el que trabajan distintos modos de abstracción y color. Más recientemente ha colaborado en la realización escultórica de la instalación Coherente oxímoron para la exposición “Noé siglo XXI”, presentada en la Fundación Fortabat (Buenos Aires, 2014) y en 2015 ha realizado la escultura pictórica Facetas para el pintor argentino Luis Felipe Noé.

“Mi obra fue cambiando a lo largo del tiempo. Estos últimos cinco años he trabajado entre movimientos que comprenden tanto el expresionismo abstracto como el informalismo: el arte gestual”, explica la artista. Estos trabajos se exponen en la galería de arte Verónica Ravera de Barcelona, que la representa; y en diversos espacios culturales de la ciudad. La artista también participa en muestras en otros países de Europa. Una de las últimas, Fronteras superpuestas, se expuso en el Eurostars Berlin Hotel Luxury Class de abril a junio de este año.